Alfa Romeo

Gomezserracín, Segovia.


Tras 20 años de compartir vivencias con este coche, Alberto quería tener un recuerdo chulo antes de cambiarlo. Así que decidimos hacerle alguna foto distinta a las que seguro ya tenía hechas de día.



 Iso 200, f/8, 57sg.


 

 Y optamos por hacerle una foto donde se viera su corazón y partes que normalmente permanecen ocultas.



COMO SE HIZO

Para realizar este tipo de fotos, es muy importante localizar un sitio con poca luz y hacerlo un día sin luna, ya que se cambian elementos durante la foto y si hubiera luz acabarían saliendo en la imagen final.

Lo primero que hicimos para realizar esta foto, obviamente fue buscar el encuadre y la posición del coche.

Después calculamos el tiempo que más o menos nos llevaría realizar la iluminación completa, y determinamos que sería alrededor de un minuto. Esto es importante para determinar los parámetros de disparo. En nuestro caso, para sacar el cielo estrellado de fondo, con un 1 minuto de exposición, vimos que con ISO 200 podíamos incluso cerrar el diafragma a f/8 para dar más nitidez.

Con esos parámetros estábamos ya listos para realizar las pruebas de iluminación.

Empezamos con lo más sencillo, colocar en el interior del coche unos foquitos RGB (similares a estos)  con un tono rojo. Como estos foquitos iban a estar encendidos continuamente necesiban muy poca intensidad.

 
Foquitos RGB en el interior del coche.



El siguiente paso, iluminar el motor. 
 
Como la iluminación del suelo y del interior del coche queríamos hacerla con tonos cálidos, pensamos en usar una linterna fría (blanca) para el motor y así darle más protagonismo. Necesitamos apenas aplicar 1-2 segundos de luz con la linterna, con un trozo de goma Eva negra enrollada en su punta, para concentrar el haz de luz solo sobre la zona del motor.

Así pues empezaríamos la toma con el capo levantado y la linterna encendida iluminando el motor, para después bajar el capó rápidamente. Esto apenas nos llevaría 5-6 segundos. 
 
Como las luces rojas del interior estaban con poca intensidad, pudimos hacerlo así y que el capó levantado no apareciera en la foto final.



Iluminación del motor.



Por último, la iluminación exterior. Para ello utilizamos una linterna cálida, posicionándonos detrás del coche y muy cerca del suelo. Hicimos varias pruebas de los barridos desde distintas posiciones hasta conseguir el efecto que queríamos, y dejamos una marca en el suelo para saber la posición exacta desde el cual iluminar.

Y Alberto, que estaba agachado en el interior del coche, conectó y apagó en un segundo las luces de los faros.

 

Iluminación suelo y faros.



Ya solo quedaba hacer todo seguido para llevarnos la foto y el recuerdo en la tarjeta de la cámara.



Alfa Romeo Alfa Romeo Reviewed by Kike on 16 octubre Rating: 5

No hay comentarios